lunes, 16 de octubre de 2017

¿Por qué los ciberataques son inevitables? – Portafolio

Fuente Web
Estamos en medio de una inestabilidad evidente a nivel global. Las tensiones entre los diferentes actores y los intereses cruzados de aquellos más influyentes, están generando dinámicas internacionales que demandan de las organizaciones una preparación y respuesta más acelerada a los cambios que se están gestando.

En este contexto, es ahora normal que las empresas puedan tener un ciberataque. Lo que en otro momento podía ser una excepción, hoy es una norma. Todas las organizaciones van a tener un momento de tensión de la seguridad en sus infraestructuras, lo que no se sabe es el cuándo, ni el cómo, ni el dónde. Pero lo que sí debe saber la empresa, es qué va a hacer en el momento que ocurra, pues es su responsabilidad prepararse, practicar y verificar que cuenta con los elementos necesarios para enfrentar y superar una condición adversa en su infraestructura o modelo de negocio.

Si bien, antes las empresas se sentían cómodas con los planes de continuidad que tenían y las estrategias de recuperación que habían diseñado, hoy el tema es algo distinto. No es la práctica de continuidad la que les va a permitir superar un ciberataque de grandes proporciones, sino la capacidad de resiliencia que haya podido desarrollar para concretar respuestas concretas a eventos inciertos o no planeados que se le puedan presentar.

Mientras las prácticas, que si bien son importante cuerpos de conocimiento aplicado que las organizaciones han incorporados en su “saber hacer”, son dominios de acción basados en la certidumbre de lo que van a lograr, las capacidades son ejercicios permanentes de aprendizaje/desaprendizaje sobre escenarios inciertos que buscan retar los saberes previos, desconectarlos y elaborar distinciones nuevas que le permitan no sólo mantener la operación, sino anticiparse a posibles eventos adversos.

El mundo hoy más que nunca es un lugar inestable. El riesgo, la vulnerabilidad y los temores parecen que se acomodan en las agendas ejecutivas, no por las situaciones que se puedan derivar de éstas, sino por la implicaciones legales o de cumplimiento que supone una materialización de una condición contraria que afecte no sólo a sus clientes internos, sino a sus clientes externos o diferentes grupos de interés.

En este sentido, la lectura ejecutiva basada en “si se cumple o no” con un mandato legal, resulta insuficiente para dar cuenta del reto que implica gobernar una organización en un mundo digitalmente modificado, donde las certezas escasean y las incertidumbres abundan. Si comprendemos que ahora nuestra realidad se caracteriza por ser volátil, incierta, compleja y ambigua, el ejercicio de gobierno colegiado, no puede desatender la dinámica de los cambios y las tendencias que la inevitabilidad de la falla tiene para enseñarnos.

Comprender que el riesgo no es un enemigo, sino una oportunidad para comprender y superar algunas de nuestras cegueras cognitivas, es entrar en una lectura distinta del entorno que goza de algunas características, que parecen naturales y sin discusión, pero que sistemáticamente negamos desde nuestro sesgo de confirmación. De acuerdo con Peters las características son:

•La seguridad es relativa. No existe seguridad total.
•Existe un riesgo vinculado con todo lo que hacemos.
•El riesgo forma parte de la vida cotidiana.
•No podemos controlar todos los riesgos.
•La vulnerabilidad forma parte de nuestra condición humana y social.

Es natural que el hombre quiera certezas, que quiera comodidad en sus razonamientos, pero la verdad que revela el entorno, como lo anota el Profesor Calvo, es la necesidad de cuestionar y tensionar los saberes previos como elemento fundamental para avanzar en medio del incierto y plantear alternativas que abran nuevas oportunidades para comprender mejor lo que se tiene a la fecha.

Bien anota el académico Grant, que si usamos la lógica de la consecuencia, siempre podemos encontrar motivos para no correr riesgos. Por tanto, no es la consecuencia lo que nos debe guiar en nuestras apuestas de seguridad y control, son las posibilidades para reconocer y anticipar los riesgos y amenazas con mayor oportunidad, lo que debe influir las sesiones de trabajo tanto de ejecutivos como de profesionales en las empresas, como fundamento de la construcción de nuevas capacidades frente a la inevitabilidad de la falla.

Por tanto, sentirse inseguro no es una condición de falta de información o de acción frente al entorno incierto, sino la incapacidad que se tiene de no conocer los resultados de una acción específica, lo que necesariamente indica una superación de los saberes previos de la organización frente a una situación particular, generando mayor complejidad y ansiedad sobre cómo atender o enfrentar una falla inesperada.

Así las cosas, parafraseando a Grant, en el mundo de la ciberseguridad, sólo se puede avanzar si se piensa diferente. El que es capaz de disentir para crear diversidad o mayor variedad que permita aumentar el espectro de posibilidades para probar y analizar, es el que logra motivar cambios en la forma como se entiende el entorno y descifrar las siguientes lecciones de la inseguridad de la información.

Por tanto, si una empresa piensa que se mantendrá al margen de las intrusiones informáticas por sus buenas prácticas instaladas e incluso certificadas, deberá saber que pronto tendrá una cátedra de inestabilidad por la inseguridad de la información, donde los resultados podrán ser dolorosos y de gran impacto, dejando en entredicho lo logrado hasta el momento en el ejercicio de protección de activos digitales.

En este sentido, las organizaciones mejor preparadas frente a los ciberataques serán aquellas que enfrentan la realidad de la inevitabilidad de la falla como una oportunidad para mantenerse activa y aprendiendo, aquellas que aceptan su nivel de vulnerabilidad como una forma aumentar su resistencia, recuperación y respuesta y que, como los seres humanos, entienden que hay eventos que no se pueden controlar y por lo tanto se deben aceptar o gestionar en el momento que surjan.

Finalmente, si quiere mantenerse atento para reconocer las inestabilidades del entorno recuerde:

•No de nada por hecho sobre lo que ocurre. Investigue, pregunte, cuestione.
•No tenga expectativas o soluciones preconcebidas suyas ni de otros. Entienda su propio contexto pensando “fuera de la caja”.
•Libérese de los prejuicios. Disponga su mente y su imaginación para superar sus propios sesgos cognitivos.

•Entrénese para atender y simular eventos inciertos. Mientras más practique, su preparación será mayor y los impactos menores.

¿Obsolescencia programada? El avance tecnológico y su mayor dilema, por Lorena Oliva – La Nación

Foto> Agustín Galickas
Suena a paradoja. En un mundo que se sueña a sí mismo cada vez más eficiente y sustentable, en el que, a caballo de los avances de la ciencia y la tecnología, se hacen realidad innovaciones que parecían destinadas al terreno de la ciencia ficción, la vida útil de nuestros celulares es cada vez más corta.

La afirmación vale para todos los dispositivos electrónicos que rigen nuestras vidas sin que, hasta el momento, se haya arribado a una solución capaz de dar un destino diferente a miles de toneladas de artefactos que, año a año, terminan en la basura porque es más fácil cambiarlos que arreglarlos o porque, si bien funcionan, quedaron obsoletos. Las cifras no son broma: se estima que este año los basurales del mundo recibirán 46.000 kilotoneladas de residuos electrónicos, una cifra que se supera año a año. De hecho, para 2018 las estimaciones hablan de cincuenta mil.

Este crecimiento sin freno trae consecuencias de todo tipo: obviamente económicas pero también ambientales y hasta sanitarias, ya que algunos de los metales que componen estos dispositivos y artefactos -como el plomo, el mercurio o el cromo- son nocivos para la salud de quienes los manipulan en basurales.

Por todo esto no es de extrañar que se haya reavivado el debate en torno de la obsolescencia programada, esa práctica nacida en los años veinte del siglo pasado, expandida tras la crisis del 1929 y popularizada en los años cincuenta, que consiste en diseñar deliberadamente productos con vida útil cada vez más corta, a fin de que el recambio de los mismos garantice un permanente flujo de ingresos. ¿Será que la monstruosa cantidad de basura electrónica que, año a año, estamos desechando es producto de prácticas desaprensivas por parte de la industria tecnológica o que, en una época de evolución permanente, no hay lugar para la ilusión de productos que duren "para siempre"?

Discusión abierta

Mientras el debate continúa, en estos momentos la Unión Europea está trabajando en el diseño de sanciones contra las empresas que acorten el período de durabilidad de sus productos, o bien que no provean un servicio posventa que permita la reparación de los artefactos. Pero la preocupación en algunos países no es nueva. En 2015 se estableció en Francia que las empresas que incurrieran en prácticas desleales serían castigadas con multas y hasta dos años de prisión para sus responsables. Y la sociedad civil también está haciendo su aporte. Por ejemplo, la fundación española Feniss otorga el sello Issop (Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada) a las firmas comprometidas con el respeto al medio ambiente y con un nuevo paradigma económico basado en la sustentabilidad y el bien común. En Estados Unidos, mientras tanto, algunos estados promueven la legislación "right to repair" (derecho a reparar) contra la pretensión de gigantes como Sony, Microsoft o Apple de que sólo sus servicios técnicos puedan reparar sus dispositivos.

En nuestro país, en tanto, se calcula que cada habitante produce entre 7 y 8 kilos de desechos electrónicos por año, cifra que va creciendo anualmente, sin que todavía contemos con una legislación específica para gestionar en forma sustentable toda esa cantidad de recursos con enorme potencial de reciclaje que termina, sin embargo, contaminando y dañando la salud de quienes entran en contacto con ellos.

"Hoy la industria electrónica diseña para el basurero: los nuevos dispositivos electrónicos son producidos para durar menos y con la dificultad de conseguir repuestos: son hechos para convertirse en residuos lo más rápido posible, y así dar inicio nuevamente a toda la cadena de producción y descarte", sostiene Hernán Nadal, director de comunicación de Greenpeace Andino.

De acuerdo con los datos preliminares de un informe que Greenpeace Internacional hará público pasado mañana, entre las empresas que estarían yendo en la dirección contraria en materia de diseño de productos sostenibles figuran Apple, Microsoft y Samsung, cuyos teléfonos inteligentes son, cada vez, menos reparables. En la vereda de las buenas prácticas la organización ubica a HP, Dell y Fairphone, consideradas excepciones dentro de esta tendencia, ya que suelen producir productos reparables y actualizables.

Pero hay quienes ven otras causas detrás de la rapidez con que bienes y dispositivos se vuelven obsoletos. "Si decís ?obsolescencia programada', ya estás emitiendo una opinión. Suena un tanto conspirativo. Tendría sentido si detrás hubiera empresas monopólicas, pero no es el caso. Si mi celular se vuelve obsoleto al año y medio, nadie garantiza que vuelva a comprarme un celular de la misma marca. Lo más probable es que me vaya a la competencia", analiza Enrique Carrier, analista del mercado de las telecomunicaciones y director de la consultora Carrier y asociados, especializada en la industria tecnológica.

Carrier reconoce que los productos ya no se fabrican para durar varias décadas. "Es cierto, las heladeras ya no duran treinta años, pero también son menos costosas y eso hace que sean mucho más accesibles. En una época como la nuestra, de alto consumo, los productos son más complejos y tienen más funcionalidades, pero su ciclo de vida es más corto. Si se diseñara un producto para que durara mucho, también sería más caro", agrega el especialista, que refuerza sus dichos con un ejemplo ilustrativo.

"Cuando Compaq irrumpió en el mercado, sus productos eran indestructibles, pero eran caros. Al tiempo llegó Dell, que era más económica, pero sus productos no eran indestructibles. Lo cierto es que la alta durabilidad suele ser un atributo que el comprador no reconoce. Es un costo que no agrega valor a la marca", sostiene Carrier.

Julián D'Angelo, coordinador ejecutivo del Centro de Responsabilidad Social Empresaria y Capital Social (FCE-UBA) recuerda que antes de la masificación de la producción de automotores lograda por el fordismo, el modelo T costaba, en 1907, lo que hoy cuesta un avión bimotor. O que, cuando Steve Jobs presentó hace diez años el primer iPhone, algunos especialistas lo consideraron un lujo para pocos.

"El punto central aquí es comprender si la innovación está al servicio de lograr la accesibilidad de esas nuevas tecnologías a una mayor parte de la población y agregar valor al consumidor o usuario, o si la innovación se pone al servicio del marketing, el departamento de ventas y la sociedad de consumo", analiza el investigador.

"Muchas innovaciones producen una verdadera obsolescencia tecnológica por el real avance de la tecnología -continúa D'Angelo-, como cuando el teléfono reemplazó al telégrafo, el CD al casete o el DVD al VHS. Pero las instancias en que una nueva tecnología supera de verdad a la vieja son más raras de lo que nos quieren hacer creer. Muchos artículos electrónicos casi nunca están tecnológicamente obsoletos cuando los descartamos o reemplazamos por nuevos."

Los especialistas distinguen diferentes tipos de obsolescencia. Además de la obsolescencia programada objetiva -es decir, cuando la duración de un producto fue definida previamente para que el usuario se vea obligado a comprar uno nuevo transcurrido ese lapso-, los expertos también hablan de la obsolescencia programada subjetiva o no funcional, que se basa en diversas estrategias de marketing o producción que impulsan la renovación de un producto, a pesar de que el mismo continúe funcionando.

"En este caso, las actualizaciones y los accesorios nuevos deben ser incompatibles con los productos recientes y la apariencia de las cosas tiene que cambiar continuamente, lo cual incentiva a descartar modelos viejos, aunque funcionen", reconoce D'Angelo. Un ejemplo de esta clase de obsolescencia serían las recurrentes y periódicas actualizaciones del software del sistema operativo de smartphones, tabletas y PC, que cada vez ocupan más memoria y en ocasiones parecen forzar al recambio del hardware o dispositivo si queremos disfrutar plenamente de las nuevas funcionalidades.

El tercer tipo de obsolescencia es la percibida o psicológica, que se da cuando el artículo continúa siendo funcional pero se lo percibe como obsoleto. Aquí entran en juego básicamente el gusto y las modas.

Cuestión de hábitos

Desde la industria se sostiene que lo que algunos llaman obsolescencia programada es, en realidad, la permanente búsqueda de innovación y eficiencia, por ejemplo, en términos de consumo energético. Pero lo cierto es que, en ocasiones, es bastante complejo diferenciar si estamos ante un caso de obsolescencia genuina, producto de una innovación real que otorga valor, o si se trata de obsolescencia programada.

En junio último Greenpeace presentó una suerte de ranking de reparabilidad de productos tecnológicos de diecisiete marcas con preocupantes conclusiones. Así, por ejemplo, el informe sostiene que casi el 70% de los dispositivos analizados -de marcas como Samsung, LG y Apple- tiene baterías que son muy difíciles o directamente imposibles de reemplazar debido a decisiones de diseño y el uso de adhesivos para fijar la batería a la carcasa. Asimismo, algunos dispositivos como el iPhone y el P9 de Huawei requieren herramientas especiales para realizar reparaciones, como una manera de desalentar la reparación por parte del usuario.

En nuestro país se estima que una familia tipo tiene más de cuarenta aparatos electrónicos en su hogar. Algunos dispositivos se recambian a las tres o cuatro semanas (pilas o cartuchos de impresora), otros cada año, como las lámparas, o cada dos o tres años, como los celulares. Los televisores, cada ocho años o menos, en tanto que cada doce o quince años, la heladera, el lavarropas o ciertos electrodomésticos. La pregunta es qué destino les damos a todos ellos.

"Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos tienen oro, plata y cobre en cantidades mínimas, pero implica un costo de recolección para que esta minería urbana funcione. Si no se reciclan, además de los metales valiosos, contienen metales pesados, tóxicos y cancerígenos que implican contaminar el ambiente", explica el biólogo Gustavo Fernández Protomastro, biólogo, director de la consultora Eco Gestionar, que asesora a empresas en materia ambiental.

"Se requiere de una ley nacional -continúa el especialista- porque los aparatos y dispositivos electrónicos se venden, usan y desechan en todos los puntos del país y en tal sentido requieren de una norma nacional que cree el concepto de Responsabilidad Extendida al Productor (REP) donde todos los fabricantes, importadores o comercializadores coparticipen con los municipios en la gestión diferenciada de estos residuos. La norma también debería prever sistemas integrados de gestión que permitan financiar el costo de la recolección diferenciada de estos residuos, así como el de su reciclado, tratamiento y disposición final."

Mientras eso no ocurra, el peso de cualquier mecanismo de reciclaje autoimpuesto por una empresa recaerá sobre los hombros del más débil de la cadena: el usuario. "Muchas empresas tienen sus propios mecanismos de reciclado. Pero eso cuesta dinero y alguien lo tiene que pagar, y ése es el consumidor. Reciclar cuesta dinero, así que es imperioso pensar algún mecanismo que no sea más costoso que no aplicarlo", advierte Carrier.

En la actualidad operan más de doce empresas gestoras de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Además, la ONG María de las Cárceles y el Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires tienen una iniciativa de reciclaje. Pero entre todos ellos no se logra reciclar más del 20% del total de desechos electrónicos del país, desaprovechando, de esta manera, una enorme fuente de trabajo y recursos que acaba en basurales.


En el documental Comprar, tirar, comprar, de Cosima Dannoritzer, se cuenta que hasta los años 20, las lamparitas se diseñaban con 2500 horas de vida útil y que, a partir de la puesta en práctica de la obsolescencia programada, esa vida útil se redujo a mil horas. En un cuartel de bomberos de la ciudad de Livermore, en California, todavía resiste, encendida, una lamparita de la vieja era. Lleva más de cien años encendida las 24 horas y cualquiera puede observarla desde su página web: http://www.centennialbulb.org/cam.htm. Desde que el proyecto web comenzó, la cámara que observa a la lamparita ya debió cambiarse tres veces.

Abre en Moscú el foro tecnológico Innovaciones Abiertas – RT

Fuente Web
Este lunes, abre sus puertas en Moscú el foro tecnológico internacional Innovaciones Abiertas. El evento se celebra un año más en el Centro de Innovación de Skólkovo, a las afueras de la capital rusa, y tendrá una duración de tres días.

Los principales objetivos del foro son el desarrollo y la comercialización de las más novedosas tecnologías, la difusión de los últimos avances de las más importantes marcas mundiales en el sector tecnológico, así como la creación de nuevas herramientas de cooperación internacional relacionadas con la innovación.


Entre los organizadores del evento figuran, entre otros, el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, el Gobierno de Moscú y la compañía estatal rusa Rosnano. Entre los participantes de esta edición destacan personalidades como el fundador del gigante chino de comercio electrónico Alibaba, Jack Ma, el autor del libro 'Biohacker's Handbook' ('Manual de un biohacker'), Teemu Arina, o Vasili Osmákov, ministro ruso de Industria y Comercio. Además, el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, participará en la segunda jornada del foro.

Convertirse en emprendedor es posible con formación – El Impulso

Fuente Web
La oportunidad de superarse y convertirse en un emprendedor les llega a cada momento a personas que de manera empírica realizan un oficio en casa, en cualquier comunidad de los estados Portuguesa, Yaracuy y Lara, de la mano de la Fundación Polar, a través del Programa: Ruta del Éxito que abarca estas tres entidades, siendo su slogan, Atrévete a Emprender.

Así, cada labor realizada en humildes hogares para elaborar bienes o prestar algún servicio al prójimo, a objeto de subsistir, es captada con un sentido social y humanístico por la Fundación Polar, con la visión de convertir a estas personas en grandes emprendedores de sus propios negocios.

Erasmo Giménez, coordinador de desarrollo comunitario de la Fundación Empresas Polar para el territorio Centroccidente, explica el desarrollo de este interesante programa que saque de abajo a quienes lo desean.

Captación de participantes

Queda a cargo de los mismos líderes comunitarios. Ellos identifican a las personas que tienen potencial para emprender y lo postulan a la empresa Polar. Luego se inicia un proceso de entrevista en la que surgen ideas del participante que se analizan, y si estas reúnen las condiciones se selecciona a la persona e incorpora al programa.

Aquellos que no queden porque no ofrecen ideas claras se les ofrece un abanico de oficios.
“Es un emprendedor que nace de la comunidad. Por ejemplo, si no hay panadería en el vecindario la monta, basada en la necesidad comunitaria”, expuso Giménez, agregando que de esta manera cada emprendedor trabaja con un sentido social y con arraigo en su entorno, al ofrecer sus servicios a sus propios vecinos, lo que le genera mucha aceptación a la comunidad porque mejora ella misma con ese emprendimiento y comienza a valorar el emprendimiento que nace desde ahí”.

Señaló que en la captación ocurre un fenómeno, porque mayormente son mujeres las que participan en el programa, en una proporción de 10 a 1, es decir, de diez inscritos nueve son mujeres y uno es un hombre.

Objetivo del Programa

El objetivo principal es el mejoramiento de la persona al pasar a un nivel de bienestar y calidad de vida.

Indicó que el programa Ruta del Éxito abarca desde cursos de los oficios que ya vienen realizando las personas en sus comunidades hasta que comienzan la etapa de emprendimiento.

“Es unir el propósito de vida de ellos hasta llegar al modelo de negocio e innovación que se busca obtener, que incluye la presentación del producto emprendido a instituciones de apoyo financiero tanto pública, privada como comunitaria, con experiencias en otorgamiento de créditos por parte de la banca a estas personas para que adquieran materia prima o algunos implementos que les permita desarrollar profesionalmente sus negocios y puedan ofrecer un servicio de calidad a sus clientes”, afirmó.

En todo momento la Fundación Polar brinda el acompañamiento técnico gratuito.

Un larense premiado

El proyecto se inició hace cuatro años y en la primera formación surgieron 18 emprendedores, uno de ellos de Lara, quien fue postulado en el 2016 como el más destacado, para el premio que otorga Citibank al emprendimiento, ganando la mención especial de arraigo, en metálico y capacitación.

Para este año hay dos postulados más para el premio del Citibank, otro del estado Lara, en el renglón producción, y uno del estado Yaracuy, cuyos resultados los da a conocer la empresa financiera en noviembre de este año, de acuerdo al jurado calificador.

Durante estos cuatro años se han tenido en formación 60 emprendedores entre los estados Portuguesa, Yaracuy y Lara Cada tramo de formación dura dos años, aproximadamente.

Acompañamiento técnico

La Fundación Polar, con Ruta del Éxito, en todo momento le presta a los participantes acompañamiento técnico adecuado y de última generación.

Para ello estableció una alianza estratégica con el Decanato de Administración y Contaduría de la UCLA, cuyos docentes imparten a los participantes materias relacionadas con estas áreas.

Otra alianza es con el Club de Emprendedores de Lara, para mantener el espíritu del emprendedor y se conforman en club para compartir experiencias.

También se une la Cámara de Industriales de Lara y la Cámara de Comercio, así como la banca crediticia, donde los emprendedores recién formados les presentan sus productos debidamente protocolizados por ante el Registro Mercantil.

Necesariamente deben ser personas mayores de 18 años a quienes se les imparte el programa, ya que luego de culminar su proceso de formación se les acompaña técnicamente para que realicen el registro de su empresa.

Sin embargo, en el citado programa participa gente que pasa de 40 años, que le han dedicado mucho tiempo a sus oficios en las comunidades, y buscan preparación, dejando aquel letrero colgado en la puerta: “Se cosen pantalones”.

Productividad versus cumplimiento: la eterna discusión, por Felipe Jánica - El Espectador

Fuente Web
A propósito de los cambios generacionales y las implicaciones en el ámbito empresarial y laboral, son muchas las tendencias que de no atacarse podrían representar situaciones de crisis. Mucho se habla de los cambios culturales y generacionales. Conocer cuáles son las causas raíces que nos han llevado a cambios drásticos en la forma de hacer negocio, empresas y hasta la cultura laboral, será la clave para poder enderezar el camino y más allá poder convivir con los cambios generacionales. Si se logra centrar la discusión y buscar soluciones a esta problemática, los beneficios se empezarán a notar en las siguientes generaciones.

En el ámbito laboral, por ejemplo, son muchos los retos de las compañías. Lograr tener a sus colaboradores felices conlleva a una mejora sustancial en la productividad. Para que una organización tenga una cultura proclive a la felicidad, es necesario que su equipo sea feliz. Para ello lo primero que tiene que hacer es motivar a su equipo de trabajo, sin importar la raza credo o condición social. Para ello es necesario entender a cada uno de sus colaboradores y para ello se necesita una inversión de tiempo interesante. Lograr conocer cada una de las debilidades y fortalezas de sus colaboradores será la clave para trazar una estrategia de administración de talento. Con ello claro, es necesario entender las motivaciones del equipo, las que varían dependiendo de la generación a la que pertenezcan.

En el caso de las nuevas generaciones, por ejemplo, las motivaciones son diferentes a las de otrora. Ahora se motivan más por un salario emocional que metálico (dinero). Si es así la estrategia de las empresas debería tener en cuenta esta consideración y ser innovadoras en sus propuestas laborales y en las políticas de retención de personal. Para lograrlo es necesario que exista una comunicación cercana con los colaboradores y ésta debe iniciar desde la alta gerencia. Organizaciones que no se adapten, o líderes que no se adapten a estos cambios podrían condenar a las compañías a fracasos.

Otro de los asuntos que se deben priorizar con la nueva fuerza laboral es la productividad. En lugar de obligarlos a cumplir horarios, hay que priorizar la capacidad de generación de nuevas formas de producción y/o de resultados, siempre y cuando éstas estén acordes a los valores de la compañía. Si se logra medir los resultados más allá de cumplimientos de horarios, se mejoraría la productividad y de paso se lograría administrar mejor a las nuevas generaciones. Así las cosas, la tarea es identificar cuál es el objetivo de cada colaborador y diseñar indicadores de cumplimiento basados en su contribución a los objetivos de corto, mediano y largo plazo de la compañía.

Por su parte los Estados deberían promover reformas estructurales que motive a la creación de empresas sostenibles. Esto se logra con incentivos para el emprendimiento y la innovación. Las nuevas generaciones, por ejemplo, están más guiadas al emprendimiento que a ser empleados. Pero cuidado, no siempre se puede ser emprendedor sino se tiene las capacidades y habilidades para hacerlo. Es por esto que la reforma en educación clamaría por cambios en la educación desde edades tempranas.


En lo que hay que tener mucho cuidado es en la promoción e incentivo de emprendimientos no sostenibles. Son estos, aquellos que no generan los suficientes empleos ni generan beneficios para los interesados claves (stakeholders). Así como existen capitales golondrinos también existen emprendimientos golondrinos que se convierten más en una moda que una forma de generación de empresas perdurables. El asunto con estos emprendimientos golondrinos es que generan problemas colaterales para la economía, pues la generación de empleos es muy limitada o en su defecto poco perdurable.

Dos niños venezolanos inspiran a grandes y chicos en Colombia a emprender – La Patilla

Fuente Web
Con doce y diez años, los hermanos venezolanos Daniel y Sebastián Ramos han realizado cinco emprendimientos y se convirtieron este viernes en una historia inspiradora para que grandes y chicos empiecen un proyecto en Colombia, pues según ellos, nunca es tarde para hacerlo, reseño EFE.

“Uno puede ser emprendedor cuando prefiera serlo. Si eres niño y quieres hacer un emprendimiento, hazlo, pero si no quieres hacerlo en ese momento y después cuando grande lo harás, hazlo. Cualquiera de los dos te sirve”, dijo a Efe Daniel en el segundo día del Salón del Ocio y la Fantasía (SOFA) de Bogotá en el que participan.

Desde hace seis años los hermanos Ramos empezaron como cofundadores del programa “Grandes Genios”, que según Daniel, tiene como objetivo la formación de niños líderes.

“El tema era justamente que como ellos dan buenas ideas, siempre he creído que la responsabilidad como padres es ver cómo los motivamos y qué podemos hacer para incentivar lo que están haciendo, no sólo a ellos sino otros niños, y por eso con los niños creamos el programa”, resaltó la mamá de los hermanos Ramos, Denise Bourne.

“Grandes Genios” se constituyó hace dos años como una empresa y ahora ofrecen además servicios de comunicación, conferencias y diseño de metodologías educativas, entre otros.

Pero las ideas de emprendimiento no terminaron allí y “cuando una condición que tenemos de nacimiento llamada hipercalciuria se complicó”, relató Sebastián, empezamos una dieta y “nos dimos cuenta que comer saludable es rico y nutritivo”, añadió Daniel.

Esto les sirvió de inspiración hace dos años y medio para sacar adelante una nueva iniciativa, el blog “Emprendemos Saludable”.

“Pensamos que a otras personas les gustaría conocer cómo comer nutritivamente, que no es un plato verde sino que puede ser una carne asada muy deliciosa”, detalló Sebastián entre risas.

Dentro de “Emprendemos Saludable” surgió también la idea de crear la aplicación “Healthy Club”, que está en desarrollo, para que las personas se conecten y compartan sobre distintos temas como arte, cultura, deporte y alimentación.

Según Sebastián, “la idea es que te diga tu estado de salud a partir de lo que tú le digas que comiste o hiciste. Además, va a tener un sistema de puntos, si vas a un lugar saludable la aplicación lo detecta como las Pokeparadas (del videojuego Pokemon Go) y te da puntos”.

Luego de radicarse en Colombia hace tres años, los hermanos venezolanos conocieron distintas experiencias sobre “Homeschooling” (escuela en casa) y adoptaron esta nueva modalidad como una opción de aprendizaje, que según ellos, les ha gustado más que la educación tradicional.

Ambos crearon un blog en el que comparten con otras personas las experiencias educativas y les guían sobre cómo pueden empezar desde sus casas con el “Homeschooling”.

“Queremos ir más allá porque nos hemos dado cuenta que muchos niños no tienen la oportunidad de estudiar en colegios o universidades. Por eso creamos la ‘Universidad para niños grandes genios'”, indicó Daniel.

Esta universidad, según los hermanos, se desarrollará en su primera fase en una plataforma digital y en un futuro sueñan con que esté en físico y sea amigable con el medio ambiente, a través del uso de paneles solares y huertas en distintos espacios de la edificación.

Para realizar todos estos proyectos, Daniel y Sebastián Ramos cuentan con el apoyo de amigos y aliados que deciden ayudarlos, aunque ellos también han diseñado campañas como “Tómate Tu Tiempo” para reunir fondos y sacar adelante sus emprendimientos.

Al final de la conferencia que dieron en el SOFA, invitaron a los asistentes a que “siempre crean que puedan cambiar el mundo y que los niños también podemos” y les dijeron a los padres que “imaginen con los niños y les ayuden en sus ideas”.

Emprendimiento busca mejorar la salud visual de los chilenos – El Mostrador

Fuente Web
El modelo de negocio eficiente en la venta de lentes de contacto, ha demostrado las ventajas de las tecnologías en los diferentes emprendimientos, no solo en Chile, sino que a un nivel global. Gracias al desarrollo de la tecnología, hoy los diferentes emprendimientos pueden aprovechar herramientas como el eCommerce para llevar adelante sus proyectos.

El desarrollo de la economía digital en el país hoy representa el 5% de las ventas, con grades expectativas de crecimiento. Según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago, el eCommerce en el país crece a tasas de un 20% anual, así como las expectativas de llegar a más de 5 mil millones de dólares en ventas a través de Internet en el país en los próximos cinco años.

Lentesplus.com es uno de los emprendimientos que ha aprovechado el eCommerce para vender sus productos. Este portal especializado en la venta de lentes de contacto, inició operaciones en Chile en el año 2015 y sigue apostando fuerte al desarrollo de la salud visual en el país con productos que se consiguen a través del portal hasta un 30% más económicos que en las tiendas físicas, entregándose en la puerta de su casa o de su trabajo en tan sólo 24 horas en Santiago y 2 a 3 días hábiles en el resto del país.

“Vemos una gran oportunidad de continuar operando y ampliando nuestro mercado a tasas de 100% en el 2018, debido a que trabajamos sobre las barreras del eCommerce en el país asociados a la logística – entregamos productos dentro de las 24 hs en Santiago de Chile y en el resto del país en 72hs – y en ofrecer métodos de pago fiables y un servicio comprobado en otros países como Colombia, México y ahora Argentina”, afirmó Diego Mariño de Lentesplus.com


Este emprendimiento lleva adelante un programa de responsabilidad social que nació en Colombia y se fue extendiendo al resto de los países, teniendo en cuenta que el 70% de la población infantil tiene problemas visuales lo cual le genera discapacidades tanto a nivel social como educativo. El equipo de Lentesplus.com colabora con este sector de la realización de Brigadas de Salud Visual y con la donación de un par de gafas por cada lente de contacto que ellos venden, permitiendo así una mayor accesibilidad de los niños a la educación.

¿Cómo se conforma un ecosistema de emprendimiento? –Líder Empresarial

Fuente Web
Un ecosistema de emprendimiento es la comunidad en donde se relacionan diversas empresas e instituciones que fortalecen el desarrollo de ideas innovadoras.

Para que un proyecto crezca, es necesario conocer la función de cada una de las entidades que componen este ecosistema.

Elementos de un ecosistema de emprendimiento

Aceleradoras e incubadoras. Se especializan en ayudar a los emprendedores a desarrollar sus ideas. Además, brindan las herramientas para que las iniciativas se conviertan en potenciales modelos de negocio.

Existen dos tipos de aceleradoras: las que actúan en etapas tempranas y las que van por proyectos ya avanzados.

Fondos de inversión de impacto y organizaciones de financiamiento. Para poder crecer el negocio, es necesario financiarlo. Existen instituciones que ofrecen recursos económicos para desarrollar empresas de gran valor.

Asociaciones enfocadas en la creación del ecosistema. Este elemento lo conforman aquellos organismos que promueven el diseño del ecosistema emprendedor. Crean redes por medio de foros y conectan a financieros con iniciativas.

Instituciones gubernamentales. El gobierno también forma parte esencial del ecosistema de emprendimiento, pues brinda apoyo a través de instituciones dirigidas a emprendedores (como INADEM y SICyT).

Eventos. Los puntos de encuentro son vitales para dar a conocer los negocios que recién comienzan. Si las reuniones son acompañadas de talleres y conferencias, aportan al buen desarrollo de las ideas.


Medios de emprendimiento social. Los canales de comunicación especializados en el tema son necesarios para promover el trabajo de las empresas.

Ballenas tienen comportamientos parecidos a las sociedades humanas – El Comercio

Fuente Web
Las ballenas, los delfines y las marsopas presentan comportamientos similares a la cultura humana, como vivir en grupos muy unidos, mantener relaciones complejas y hablar entre ellos, incluso en dialectos, revela un estudio publicado hoy en Nature Ecology & Evolution.

Un grupo de expertos de varias universidades británicas y de Estados Unidos han llegado a esta conclusión tras crear una gran base de datos sobre el tamaño del cerebro de 90 especies de estos cetáceos y sus comportamientos sociales.

A partir de estos datos, los científicos comprobaron las hipótesis del cerebro social (SBH, en inglés) y el cerebro cultural (CBH), dos teorías evolutivas elaboradas inicialmente para explicar por qué los mamíferos terrestres y los primates tienen cerebros grandes.

Estas teorías sostienen que el mayor tamaño del cerebro es una respuesta a entornos sociales complejos y ricos en información.

El examen de los datos recopilados indicó "de manera abrumadora" que los cetáceos "tienen rasgos conductuales sociales y cooperativos muy sofisticados, similares a muchos de los que se ven en la cultura humana", señala el estudio.

También corroboró que "estas características sociales y culturales están relacionadas con el tamaño del cerebro y su expansión", fenómeno conocido en la teoría evolutiva como el coeficiente de "encefalización".

Los científicos detectaron en los cetáceos una serie de rasgos comparables a las sociedades humanas.

Por ejemplo, explican, forman relaciones de alianza complejas (trabajan para el beneficio mutuo); transfieren técnicas de caza (se enseñan cómo cazar y el uso de diferentes mecanismos); y cazan de forma cooperativa.

Además, hacen vocalizaciones complejas (hablan entre ellos) y existen dialectos grupales por regiones; emiten silbidos propios de cada individuo (utilizan un sistema de reconocimiento por nombre) y colaboran con otras especies, incluidos los humanos.

Otros comportamientos similares a los de los humanos identificados por los expertos son que cuidan de crías no propias y juegan entre ellos con un fin social.

Susanne Shultz, bióloga de la evolución en la Escuela de Ciencias Ambientales y de la Tierra de la Universidad de Manchester, recordó que la capacidad de interactuar socialmente ha permitido al ser humano "colonizar casi todos los ecosistemas y entornos del planeta".

"Sabemos que las ballenas y los delfines también tienen cerebros excepcionalmente grandes y anatómicamente sofisticados y, gracias a eso, han podido crear culturas similares en el mar", explica.

La experta matiza, no obstante, que los cetáceos "nunca podrán emular" las grandes metrópolis y las tecnologías humanas, debido a que "no desarrollaron pulgares oponibles".


El estudio publicado hoy fue realizado en colaboración por las universidades inglesas de Manchester y London School of Economics, la universidad de Stanford en EEUU y la universidad de British Columbia, en Canadá.

Observan por primera vez la fusión de dos estrellas de neutrones – El Universal

Fuente Web
Un equipo internacional anunció que logró observar a través de su luz y sus ondas gravitacionales la fusión de dos estrellas de neutrones, lo que abre "el inicio de una nueva era" en la observación del Universo.

Estas observaciones, realizadas el pasado 17 de agosto, "sugieren" que las señales localizadas son el resultado de la fusión de dos estrellas de neutrones, un evento llamado kilonovas, cuya existencia se postuló hace 30 años, pero esta es la primera observación confirmada, reseñó la agencia de noticias Efe.

"Lo que hace este descubrimiento aún más excitante es que los científicos fueron capaces de detectar por primera vez la emisión de luz, es decir, radiación electromagnética", declaró en una rueda de prensa en Washington France Córdova, directora del Foro Nacional de Ciencia.

El anuncio, que fue realizado durante la Conferencia Astrofísica de Ondas Gravitacionales que se celebra hoy en la ciudad estadounidense de Baton Rouge (Luisiana), confirmó que se trata de la primera vez que los astrónomos han podido observar en el mismo evento ondas gravitacionales y radiación electromagnética (luz).

Los observatorios de ondas gravitacionales Ligo, en EE.UU, y Virgo, en Italia, detectaron el pasado agosto el quinto evento de ondas, pero unos segundos más tarde varios observatorios espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) individuaron un estallido de rayos gamma corto que fue seguido por telescopios del Observatorio Austral Europeo (ESO).

Se estima que las ondas gravitacionales detectadas en agosto fueron emitidas a unos 130 millones de años luz de distancia, lo que lo convierte tanto el evento de ondas gravitacionales como la explosión de rayos gamma más cercanos detectados hasta ahora.

"Hay ocasiones excepcionales en las que, quienes nos dedicamos a la ciencia, tenemos la oportunidad de presenciar el principio de una nueva era", "Ñesta es una de ellas!", según las astrónoma del Instituto Nacional de Astrofísica Elena Pian, autora principal de uno de los artículos sobre el tema que publica hoy Nature.

"La ondas gravitacionales solo pueden ser generadas por los eventos astronómicos más espectaculares, como el choque de dos agujeros negros", explicó Córdova, quien añadió que este descubrimiento es una prueba de lo que el ser humano puede hacer cuando va "más allá" de su conocimiento "en busca de respuestas".

Durante el anuncio, el director ejecutivo de los observatorios Ligo, Dave Reitze, explicó que durante el evento se pudo ver la dispersión de oro y platino, lo que sirvió para descubrir que estos elementos "son generados por este tipo de colisiones".

"Este antiguo reloj de mi abuelo está compuesto por oro que posiblemente fue creado hace miles de millones de años. ÑEs un descubrimiento asombroso!", comentó Reitze.

Para el científico del proyecto Integral de la ESA, Erik Kuulkers, "se trata de un descubrimiento histórico, ya que por primera vez se nos muestra la liberación tanto de ondas gravitacionales como de luz extremadamente energética procedentes de una misma fuente cósmica", según un comunicado.

Las existencia de las ondas gravitacionales fue predicha a comienzos del siglo pasado por Albert Einstein, pero su detección no se produjo hasta 2015, un hecho que ha sido distinguido este año con el Premio Nobel del Física.

Hasta la anunciada hoy, la última ola de ondas gravitacionales, la cuarta a lo largo de la historia, fue avistada el pasado 14 de agosto, fruto de la colaboración científica entre LIGO y VIRGO, y contó con la participación del Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de Baleares (UIB) y de un equipo de la Universidad de Valencia.