domingo, 28 de agosto de 2016

Arco Minero del Orinoco: ¿Desarrollo económico o destrucción silenciosa?, por Hinterlaces

Fuente Web
12% del territorio nacional se encuentra comprometido por 40 años, en principio. Con el nombre "Arco Minero del Orinoco" fue denominado eldecreto N° 2.248 (Gaceta Oficial N° 40.855) ordenado por el presidente Nicolás Maduro, que autoriza el desarrollo de la explotación minera en un vasto territorio que se extiende por los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro.

111.843,70 kilómetros de territorio serán ocupadas por más de 150 empresas de la minería de diversas partes del mundo, según informaciones difundidas por voceros del oficialismo. Esta extensión que será el foco de explotación representa un territorio mayor a países como Cuba, Portugal o Bulgaria.

La división de este territorio ha sido dispuesta en atención a la predominancia de los minerales en:

Área 1: Coltán tierras raras, diamantes.
Área 2. Predominancia de hierro y oro.
Área 3. Bauxita, hierro y oro.
Área 4. Oro, bauxita, coltán, caolín y dolomita.

Con la obtención de las certificaciones internacionales que adelanta el país, Venezuela legitimaría que posee 10% de las reservas probadas de diamantes del mundo, ocupando el sexto puesto, y se convertiría en la segunda mayor reserva mundial de oro.

Lea el informe completo aquí.

El Arco Minero: un debate crucial, por Rodolfo Sanz – Aporrea

Fuente telesur.net
La definición del llamado Arco Minero del Orinoco como zona económica de desarrollo, ha abierto una polémica interesante en Venezuela. Por mi parte le doy la bienvenida y sólo pido que el debate no sea degradado por los previos epítetos y clisé que buena parte de la izquierda, también la derecha criolla y Latinoamérica, utilizaban en el pasado para despachar la discusión teórica e ideológica.

El debate se ha exacerbado con la firma de los contratos de empresas mixtas entre el Estado venezolano y las empresas Gold Reserve y Faoz C.A con una relación accionaria 55-45 a favor de la República, para la exploración de oro, tantalita y columbita, conocida como coltán. El monto en dólares de los proyectos a ejecutar rondan los 16 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Cabe destacar que, en el caso del oro, se circunscribe a las minas Brisas del Cuyuní y Cristinas, y en cuanto al coltán, una pequeña porción ubicada en la formación rocosa granito de Parguaza, entre Los Pijiguaos y Puerto Ayacucho. En lo sucesivo serán firmados nuevos contratos de asociaciones estratégicas de acuerdo con los bloques en las cuales ha sido dividido el Arco Minero.

Lo primero que debe decirse, antes de entrar en el fondo de la materia, es que la definición del Arco Minero, fue un acierto del Comandante Chávez cuyo propósito es identificar, clasificar, certificar y ordenar el proceso de explotación de un territorio totalmente intervenido desde hace décadas bajo las formas más irracionales.

Se trata de la aplicación de la metodología utilizada en la Faja Petrolífera del Orinoco, tenida -hasta el inicio de la Revolución Bolivariana-, como un simple depósito de un bitumen que podía venderse a menos de 5 dólares el barril. Tal metodología dio como resultado la comprobación de las mayores reservas de petróleo pesado del planeta, cerca de 525 mil millones de barriles a partir de un factor de recobro del 40%.

El Arco Minero del Orinoco es una extensión de 112 mil km² que concentra las mayores reservas de minerales estratégicos del planeta: coltán, uranio, torio, además de oro, diamante, plata, níquel, así como extensos yacimientos de cuarzo, caolín, feldespato. En este Arco se localizan también las reservas de mineral de hierro, cerca de 14.900 millones de toneladas y de bauxita 500 millones de toneladas, entre otros.

La delimitación de bloques por minerales y materiales diversos, la cuantificación y certificación de sus reservas, la explotación y aprovechamiento de tales recursos, utilizando métodos que causen el menor daño posible al ambiente para colocar la riqueza que ellos puedan generar al servicio del bienestar nacional, constituye la esencia de esta definición.

Lea el informe completo aquí.

Esta es la razón del ir y venir del petróleo – Inversor Digital |

Fuente Web
Siempre se habla del petróleo, no importa si se oscila salvajemente o  sino se mueve en absoluto. El petróleo está en boca de todos. Ahora se está moviendo en rango y no parece que la situación vaya a cambiar ni siquiera después de la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que se llevará a cabo el 26 de septiembre.

Son varios los temas que los inversores tienen para tratar. Por un lado está el aumento de los tipos de interés en Estados Unidos este año. Por el otro, las repercusiones luego de que el Reino Unido votara por abandonar la Unión Europea y, por último, el precio del petróleo. Después de la caída que comenzó dos años atrás, cuándo los máximos del barril del petróleo alcanzaron los U$S 120 en el mercado, este factor continua golpeando a los inversores.

El petróleo llegó a estar cotizando alrededor de los U$S 27 como nivel mínimo y a partir de ahí se ha estabilizado un poco hasta poder superar los niveles de los U$S 50. Al parecer, la tendencia se ha agotado debido al entorno geopolítico.

Entre octubre de 2015 y enero de 2016, los futuros sobre el barril de crudo han descendido un 50%. A partir de ese punto, durante los próximos cinco meses ese precio se duplicó cerca del 22% para luego volver a caer. ¿Por qué sucedió esto? En gran parte, por las esperanzas de que en la próxima reunión de la OPEP (en septiembre) se anuncie una congelación en la producción.

Sin embargo, la gran volatilidad en el precio del petróleo ha sido de gran importancia en el 2016. Esa volatilidad se mueve en rangos de hasta un 2,32%. Un rango relevante si se tiene en cuenta los períodos previos en los que el crudo disfrutaba de una mayor estabilidad de los mercados.

Lea el informe completo aquí.

Venezuela e Irán continúan buscando un consenso para estabilizar el mercado del crudo – Swiss Info |

Fuente Getty Images
El presidente venezolano Nicolás Maduro (derecha) y el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela e Irán continúan buscando un consenso para intentar estabilizar el mercado petrolero, dijo el sábado el presidente Nicolás Maduro, tras una reunión con el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif.

Venezuela ha insistido en que grandes productores, miembros y ajenos a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), lleguen a un acuerdo para congelar los niveles de producción que levante los precios del crudo. Pero hasta ahora la propuesta no ha sido acogida.

"Seguimos construyendo criterios comunes y un nuevo consenso para estabilizar el mercado, para fortalecer las industrias, para fortalecer la OPEP", dijo Maduro en una intervención televisada tras el encuentro.

"Sigue habiendo buenas noticias (...) ya le corresponderá a nuestro ministro de Petróleo, nuestra canciller, seguir las gestiones y anuncios en las próximas semanas, en el mes de septiembre", agregó, sin ofrecer otros detalles.

Zarif llegó a Venezuela después de visitar otros países de América Latina, entre ellos Bolivia y Ecuador. En septiembre, los miembros de la OPEP se reunirán nuevamente, pero de manera informal.

Venezuela atraviesa una dura crisis económica agravada por la caída de los precios del crudo, su principal fuente de ingresos.

El ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, realizó este mes una gira por naciones de la OPEP y otros productores fuera del grupo, para buscar alianzas que permitan propiciar un acuerdo que apoye los precios del crudo.

Chávez, la historia, Pdvsa y sus filiales, por Nevisca Quintero – Aporrea

Fuente Web
Resulta curioso que la gran mayoría de las venezolanas y los venezolanos no conozcamos mayor cosa de todo lo que hace nuestra empresa más importante en el país: Petróleos de Venezuela (PDVSA). Resulta paradójico que la gran mayoría de la población aquí no se interese por estudiar lo que sucede en la fuente de riquezas más importante de nuestro suelo patrio.

Esto tiene sus causas, y uno de ellas es la gran intención de sometimiento en el que nos han tenido desde el mismo momento en que se inició la era petrolera en Venezuela. Por eso nuestro eterno Comandante y Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, nos decía con tanto interés: "Para entender plenamente la historia venezolana, hay que estudiar la historia petrolera venezolana y del mundo. No se puede entender la historia venezolana de los últimos cien años si no se estudia el petróleo".

En este sentido, me llama mucho la atención que desde nuestra Universidad de Los Andes, por ejemplo, desde sus aulas, no se invite al estudio consciente, pleno y pertinente de lo que es una de las industrias más importantes del continente y del mundo. En esta casa de estudios universitarios se estudia economía, y no sólo eso, también otras ciencias puras y sociales y todas tienen que ver con la historia del desarrollo de nuestro país.

Pero en ningún momento se resalta la necesidad de conocer y aprender de lo que se trata PDVSA. Lamentablemente porque en dicha universidad se han dado a la tarea de formar autómatas y no seres pensantes, y que más allá de su paso por los estudios, puedan luego entender a la principal empresa de Venezuela, sin caer en lacayismos o en entregas de nuestra soberanía, orientados por una élite de parásitos que no entienden de lo que se trata la estrategia de conocer para administrar y defender nuestro interés nacional (ejemplifiqué con la ULA porque fue allí donde estudié y cuando lo hice no fui testigo de ninguna clase donde se relacionara la importancia que tiene conocer esta empresa y su vinculación con la vida nacional).

Para nadie es un secreto, aunque muchos no lo sepan, que el capital extranjero (a través de sus voceros locales) fueron los que manejaron la actividad petrolera durante décadas, y también cercaron la información que de esta actividad emanaba. Quedando la misma para un grupo, para una élite: la burguesía. A quienes desde luego no les convenía que esta información se difundiera. Simón Bolívar decía: "Nos han dominado más por la ignorancia que por la fuerza".


Lea el informe completo aquí.

sábado, 27 de agosto de 2016

Las tres PDVSA: En transición, actual y la peor, por Juan Pablo Mitré – Aporrea

Fuente Web
Como investigador y fiel a los compromisos de mis ideales y el respeto que demuestro hacia aquellos que de una u otra manera han dejado en mí una profunda huella en mi conciencia y quizás en mi deseo de lograr entrar en un momento de reflexión que me permita estar en sintonía con los acontecimientos diarios de mi país Venezuela.

He sido un gran admirador de las acciones políticas del comandante Chávez, un hombre atrevido y desafiante que supo vencer las barreras de la ignominia y la carga del tiempo. Es una referencia para el mundo y para aquellos que han pensado de otra manera lo cual me dicen que si hay hombres dispuesto a dar el todo por el todo, y eso me invita a pensar que aún hay flores en el camino, aún hay hombres que sueñan a pesar del siglo de las guerras o como diría Don Quijote: “Soñar el sueño imposible, contra el enemigo imposible, correr donde valientes no se atrevieron, alcanzar la estrella inalcanzable. Ese es mi destino”

Es por ello que insistiendo en dar una buena receta para un buen menú, me he atrevido a escribirles este artículo para el debate, para la reflexión y para la información. No es un cuento hermenéutico, aunque me gusta interpretar a los grandes pensadores de los mejores tiempos, más todavía a aquellos que se atrevieron a pensar en tiempos de guerra y en tiempos peligrosos de paz.

Una de mis más grandes focos para la reflexión, y base para interpretar los aconteceres de la política en nuestra región es el estímulo con que se mueve la política de hoy en día. Existe una razón, existe una sola dirección. En primer lugar, la razón política es lograr el bien común según lo precisaba muy bien Santo Tomas de Aquino o un Estado o gobierno que solo busca una finalidad civilizadora o como bien lo explicaba cuando definía el papel de la sociedad que “no sea otra cosa que un conjunto de hombres reunidos para realizar y perfeccionar algo en común”.

Esto es suficiente para no dar tantas vueltas para desarrollar este artículo cuyo protagonista es la principal industria del país, de la violencia que ha generado desde comienzos del siglo pasado y de muchos siglos atrás por cualquier recurso que da privilegios al amo y que hoy, en persistencia, los privilegios de unos es factor de humillación de otros.

Es una lucha que en otrora desencadenó enormes conflictos que “hoy coexisten y se manifiestan en un complicado cuadro de convulsiones y explosiones complementarias…”. (Orlando Araujo: “Venezuela violenta”). Esto es, la crisis de los valores, de los principios y de los privilegios que transforman la existencia humana en “delirios colectivos”.


Lea el informe completo aquí.

Pdvsa relanza licitación para perforar 600 pozos petroleros - Nueva Prensa de Oriente

Fuente Web
La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) relanzó una licitación para perforar 600 pozos petroleros en sus vastas reservas, dijeron esta semana fuentes con conocimiento del negocio, luego de que una oferta similar colapsó el año pasado por preocupaciones sobre su transparencia.

Trenaco, una pequeña firma colombiana, en el mes de julio, ganó un contrato de miles de millones de dólares para llevar a cabo un trabajo similar a pesar de no tener experiencia relevante.

Las compañías petroleras extranjeras denunciaron a Pdvsa que Trenaco estaba poco calificada, lo que llevó a la cancelación del contrato de 4.500 millones de dólares.
Al parecer, la estatal petrolera revivió un proyecto similar pero dividido en seis contratos separados de 100 pozos cada uno.


Las empresas conjuntas son Petrovictoria, que incluye a la rusa Rosneft; Petrocarabobo, donde participan Repsol y la india ONGC Videsh; y Petroindependencia, que incluye Chevron, la venezolana Suelopetrol, y las japonesas Mitsubishi e Inpex.

El 90% de los médicos que emigran “no quieren volver” – Informe21

Fuente Web
Como si se tratara de una huida desesperada, muchos venezolanos han decidido armar sus maletas y con ello decirle adiós a su terruño, pero también a sus empleos, a lo mucho o poco que hayan podido construir en la nación suramericana, a sus costumbres y lo más traumático, a sus familiares, mismos que se quedan poniéndole el pecho a la dura realidad que se vive en un país controlado por las fuerzas chavistas.

Docentes, ingenieros, abogados, periodistas, médicos, son algunos de los talentos que han abandonado el país, lo que ratifica lo planteado por el presidente de la Asamblea Nacional (AN) Henry Ramos Allup, en días pasados: “Cada vez exportamos menos petróleo y más gente y sobre todo jóvenes”, algo preocupante ya que “un país no puede progresar sin gente”.

A juicio del parlamentario de la Bancada de la Unidad, José Manuel Olivares, el éxodo de profesionales es lamentable, pero más lamentable aún es la migración del personal de la salud ya que en especial el sistema sanitario de Venezuela atraviesa una de las peores etapas de su historia.

Que médicos, enfermeros, anestesiólogos se vayan del país “me genera dos sentimientos, uno de tristeza y otro de orgullo, tristeza porque están abandonando a sus pacientes, a su tierra, a su gente, y orgullo porque donde quiera que se encuentren están desarrollando un gran trabajo”, dijo Olivares, quien funge además como médico oncólogo en el Hospital Universitario de Caracas.

El asambleísta, que no descarta formar parte de la gobernación del estado Vargas, lamentó que el país forme a médicos tanto en universidades como en postgrados para que luego decidan irse, pero reconoce que entre los sueños y los argumentos pesan más los últimos.

“Yo he criticado mucho a mis amigos médicos que se van, he peleado mucho con mis amigos, pero cuando vamos a la discusión, argumento con argumento, tú te quedas con el sueño, con la tierra, con la historia, con la patria, con nuestro país y el que se va te da el argumento de vida, del tipo de medicina que estamos haciendo, de la inseguridad, de un mejor futuro, de que no quieren que lo maten en una guardia a las tres de la mañana por no poder operar a un herido por arma de fuego. Pero lo critico porque todos sabíamos que Venezuela estaba así y pese a eso decidimos formarnos como médicos”.

A juicio de Olivares, “el 90% de los médicos que emigran no quieren volver a Venezuela”, esto a diferencia de años atrás cuando los médicos “salían del país a prepararse y desesperados regresaban para trabajar en cualquier hospital o clínica”.

Responsabilidad y sentido de pertenencia

Aunque no comparte el abandono de los médicos, comprende las razones que los llevan a tomar la dura decisión de alejarse y reconoce que entre ellas se encuentra el ser uno de los profesionales peores pagados en el país.

“Somos los peores pagados, un médico gana 13 mil bolívares cuando la canasta básica está en 300 mil, comparas ese sueldo en dólares y somos los peores pagados del mundo, a eso le sumas la inseguridad en los hospitales, la falta de tecnología, el tener que darle la cara a alguien y decirle: ‘No te puedo operar porque no hay cómo hacerlo’; la violencia diaria en los centros de salud, sumamos la vida en Venezuela donde todo está inaccesible, entonces lo más cómodo es decir: ‘Yo me voy a ser médico en otra parte’”.

Pese a los tantos y tantos motivos que pueda tener un venezolano y en especial un médico para decir adiós a una nación que lo formó, Olivares sostiene que es necesario tener un poco de sentido de responsabilidad y gratitud. “Aquí nos formamos de una manera gratuita mientras que en cualquier parte del mundo llegas a las 50 años pagando tus estudios médicos, aquí somos médicos y no le debemos nada a nadie, a fin de cuentas a la universidad que nos formó y al esfuerzo de uno. Hay que tener un sentido de pertenencia y responsabilidad”.

¿Suprimir el Referendo Popular?, por Alfredo Portillo – Aporrea

Fuente Web
Si algún científico político de otro país viniera a Venezuela a estudiar el sistema político venezolano, sin duda que no dejaría de sorprenderse con algunos acontecimientos que ocurren. Al leer el texto de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), se conseguiría con algunos aspectos que seguramente le llamarían mucho la atención.

Uno de esos aspectos tiene que ver con la Sección Segunda del Capítulo Cuarto de la CRBV, que lleva por título “Del Referendo Popular”, la cual contiene los artículos 71, 72, 73 y 74. Los comienzos de estos  cuatro artículos rezan lo siguiente: Artículo 71: “Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo; Artículo 72: “Todos los cargos y magistraturas son revocables”; Artículo 73: “Serán sometidos a referendo aquellos proyectos de ley en discusión por la Asamblea Nacional…”; Artículo 74: “Serán sometidas a referendo, para ser abrogadas total o parcialmente, las leyes…”.

Al profundizar en su estudio, el mencionado científico político comenzaría a darse cuenta de dos contradicciones importantes con respecto a la figura del Referendo Popular. La primera de ellas es que, los actores políticos venezolanos  han centrado su atención en el Artículo 72, y lo han venido utilizando como un instrumento más de lucha por el poder, dejando de lado los otros tres artículos.

La segunda contradicción es que, como una muestra de subestimación de las capacidades  de raciocinio y comprensión de la sociedad venezolana, los actores políticos no han apelado a los contenidos de los artículos 71, 73 y 74 de la CRBV.  Todavía ninguna materia de especial trascendencia nacional ha sido sometida a referendo, ni mucho menos ninguna ley. Pareciera que lo importante es retener el poder o conquistar el poder. La sociedad está de adorno.

El científico político tendría que plantearse, entonces,  las primeras preguntas. ¿Tiene sentido que en el texto de la CRBV siga apareciendo una figura tan avanzada como es el Referendo Popular, en medio de una sociedad regida por una cultura política tan maniqueísta  y  pragmática? ¿Se debe suprimir el Referendo Popular por el bien de la  sociedad venezolana?

63% de los servicios pediátricos no tienen fórmulas lácteas – El Universal

Fuente El Universal
76% de los hospitales del país tienen fallas severas de medicamentos o medicamentos inexistentes, 81% de los centros registra escasez de material médico-quirúrgico y 87% presenta desabastecimiento de catéteres y sondas. La tercera Encuesta Nacional de Hospitales 2016, realizada por la red Médicos por la Salud, es una fotografía de la situación hospitalaria donde las denuncias realizadas por médicos y pacientes en lo que va de año se ven reflejadas en cifras.

La red conformada por médicos residentes (estudiantes de postgrado) de los hospitales del país, así como por personal de salud que labora en ellos, aplicó la encuesta desde comienzos del mes de agosto e hicieron un corte el sábado 20, por lo que los datos están actualizados y muestran el deterioro sucesivo desde 2014.

Ese año el porcentaje de hospitales que reportaba escasez de medicamentos se ubicaba en 55%, ese mismo porcentaje tenía fallas en la disponibilidad de catéteres y sondas y 57% de los centros tenía carencias de insumos médicos y quirúrgicos. En 2015 las cifras aumentaron y se ubicaron sobre el 60% en los tres casos. Ahora los hospitales del país que presentan este tipo de fallas rondan el 80%.

José Manuel Olivares, médico, diputado de la Asamblea Nacional, y uno de los miembros fundadores de la red hace tres años, recordó que Médicos por la Salud nació ante el vacío de información que existía en ese momento sobre la situación de los hospitales del país.

Desde entonces han aplicado una encuesta a escala nacional que se encarga de medir la escasez y fallas existentes en insumos básicos como medicamentos, material médico-quirúrgico, laboratorios, áreas cruciales como los quirófanos, unidades de terapia intensiva (de adultos y pediátricas), emergencias, disponibilidad de agua potable y de equipos para estudios de rayos X, ecos, y tomografías.

Sobre estos últimos, 95% de los hospitales reporta fallas severas o inoperatividad de los servicios de laboratorio, 80% no cuenta con equipos para tomografía o no funcionan y 37,5% no disponen de equipos de rayos X. Además, 89% de los centros públicos de salud tienen fallas en las emergencias y 77% en los quirófanos.

Esto quiere decir que las áreas de emergencia y pabellones no están 100% operativos todos los días, a veces cuentan con insumos, equipos, personal y otros días no, interrumpiendo la atención.


Lea el informe completo aquí.